lunes, 17 de agosto de 2009



Me gusta esta foto. En ella, la mirada que jerarquiza a través de un punto de observación privilegiado, se encuentra obstaculizada. El objeto fotográfico se oculta, y entonces ella debe hacer un derrotero. En ese intentar ver lo que se esconde, lo que se resiste, aparece una imagen encontrada. En este caso, el retrato deja lugar a la voluptuosidad de un color y a una nueva instancia del múltiple juego entre identidad y anonimato que siempre se establece en este género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario